Sidebar

29
Mié, Ene

internacional
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times


En los últimos tres meses, se han producido tres acontecimientos significativos en términos de política exterior de Estados Unidos:
 
El primero fue el golpe militar en octubre, respaldado por EE.UU. en Bolivia. Dijo el Presidente Trump: "Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por exigir la libertad y al ejército boliviano por cumplir su juramento de proteger no sólo a una persona, sino la Constitución de Bolivia.  Estos eventos envían una fuerte señal a los regímenes ilegítimos de Venezuela y Nicaragua de que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán.  Ahora estamos un paso más cerca de un Hemisferio Occidental completamente democrático, próspero y libre". (Sitio web de la Casa Blanca: Declaración del presidente Donald J. Trump sobre la renuncia del presidente boliviano Evo Morales emitida el: 11 de noviembre de 2019)

Esta medida ignoró lo que en el derecho internacional es el principio de no intervención que incluye, pero no se limita a, "la prohibición de la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado" (Artículo 2.4 de la Carta). El principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados significa también que un Estado no debe de otra manera intervenir de manera dictatorial en los asuntos internos de otros Estados" (Enciclopedia Princetoniensis).
 
En segundo lugar, la no ratificación de los jueces del tribunal de apelaciones de la OMC el 10 de diciembre de 2019. Dijo, en mayo, el miembro saliente del órgano de apelación Peter Van den Bossche: "Con su combinación de jurisdicción obligatoria, árbitros independientes e imparciales, revisión de apelaciones y fallos vinculantes, el sistema de solución de diferencias de la OMC es, de hecho, único entre los mecanismos internacionales para la resolución de controversias entre Estados soberanos. No es sorprendente que se haya convertido rápidamente en el mecanismo de resolución de disputas entre estados más utilizado, y fue aclamado como la joya de la corona de la OMC" (discurso de despedida del miembro del Órgano de Apelación Peter Van den Bossche, el 28 de mayo de 2019). El problema, según la revista Time, es que las disputas que quedaron en el limbo son siete casos que se han presentado contra la decisión de Trump |de declarar el acero y el aluminio extranjeros como una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos y de aplicarles impuestos a la importación el año pasado. La solución rápida fue cerrar esto y hacer que el sistema de comercio multilateral se detuviera y se requiera utilizar los tribunales de EE.UU. y otros tribunales nacionales, en su lugar (¿"Comercio Mundial sin reglas? U.S. Shuts Down WTO Appeals Court", 10 de diciembre de 2019 en https://time.com/5746978/wto-appeals-court/ visto el 5.1.2020)
 
Tercero, un ataque a un general iraní en territorio iraquí, lo que provoca dos conflictos: uno con cada país. El presidente Trump dijo que "Soleimani ha estado perpetrando actos de terror para desestabilizar el Medio Oriente durante los últimos 20 años".  Lo que Estados Unidos hizo ayer debería haberse hecho hace mucho tiempo.  Se habrían salvado muchas vidas. Hace poco, Soleimani encabezó la brutal represión de los manifestantes en Irán, donde más de mil civiles inocentes fueron torturados y asesinados por su propio gobierno". (Observaciones del Presidente Trump sobre la matanza de Qasem Soleimani, Publicado el: 3 de enero de 2020)
 
Se trata de un récord de un evento internacional sustancial por mes, en el comienzo de un año electoral en los Estados Unidos y con un proceso de interpelación del Presidente. De la misma manera que usó la política exterior de los Estados Unidos en Ucrania para ayudarse en su proceso electoral, al detener las ventas de equipo militar a ese país hasta que ella colaborase con información en contra de su competidor presidencial, ahora está usando el escenario mundial para colocar a América Primero a cualquier costo para asegurar su reelección.
 
Esto da una idea de que quizás en los próximos once meses habrá más por venir en lugares incómodos. ¿Venezuela? ¿Cuba? ¿Nicaragua? ¿Afganistán? ¿Pakistán? ¿Yemen? ¿Kenia? ¿Ucrania? ¿La ONU? ¿El Consejo de Seguridad?
 
El mundo nunca había sido el escenario de una política interna subordinada, ni siquiera cuando los alemanes invadieron Polonia. La guerra para evitar la guerra para asegurar los votos en una elección en casa, como dijo Atilio Boron en Pagina12 desde Buenos Aires, con un año de antelación, es algo nuevo. La violación del derecho internacional, de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y de los tratados firmados en el pasado por los Estados Unidos en materia de multilateralismo (Acuerdo que establece la Organización Mundial del Comercio) es la nueva norma para un mundo que, según la visión ilusoria de Trump y su equipo, permanecerá estático. El hecho de que otros países sigan y apoyen esas medidas ilegales restaura la noción de lo que antes se llamaban "los lacayos del imperialismo". El principio internacional de no intervención ha sido eliminado y un nuevo principio de intervención, armada o no, con algún apoyo de países subordinados, es la nueva regla.
 
Es evidente la ausencia de los países europeos y asiáticos en respuesta a estas medidas. El unilateralismo tendrá eventualmente respuestas de muchos lados, sin embargo, y aunque esas acciones abominables lleven ahora a la reelección del gobernante autoritario de Estados Unidos, no pueden evitar la pérdida de prestigio de lo que antes fue el hegemón mundial. EE.UU. se está volviendo mucho más peligroso al perder poder global que cuando lo tenía en pleno vigor en la década de 1950, los años del "Americano Feo". Parece que EE.UU. ha vuelto a la doctrina de seguridad y desarrollo de los años 50, esta vez con China en mente. (Estrategia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos de América, diciembre de 2017, https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905.pdf)
 
6.1.2020

Por: Oscar Ugarteche
- Oscar Ugarteche, Instituto de Investigaciones Económicas UNAM.
 
https://www.alainet.org/es/articulo/204073