Sidebar

25
Vie, May

Opinión
Typography

cordinadora

Para hacer realidad el derecho constitucional a la libertad de expresión y la creación libre de medios de comunicación se requiere de un esfuerzo amplio y unitario de los directores de los medios comunitarios y alternativos. Y hoy para hacer cumplir la política pública de comunicación comunitaria en Bogotá y en forma simultánea los acuerdos de paz, se requiere de una dosis de dignidad y condiciones de librepensadores sin ambigüedades.

La decisión adoptada por 70 medios comunitarios y alternativos y otros más que han solicitado su ingreso, de constituir la Central de Comunicación Comunitaria y Alternativa, responde a las necesidades sentidas del sector.


La historia reciente cubre los últimos 10 años, desde cuando 50 medios propusimos y participamos en el convenio 420 de la Secretaria de Desarrollo Económico de Bogotá, para la definición de un esquema asociativo y de aglomeración; allí logramos conjugar ideas hacia la construcción de una organización.

En diversas reuniones, realizada en el año 2017 realizamos la Asamblea constitutiva de la CCC que la establece como una central multicanal: se integran entonces la agencia de medios (para promover los planes de medios, campañas, pautas y gastos de divulgación al sector público y privado), la agencia de prensa (para la producción, compartición y distribución de contenidos), la agencia financiera y las agencias de proyectos. Se conjugan los diversos tipos de medios impresos, audiovisuales, sonoros y de las tecnologías de la información y comunicaciones; con perspectivas que reconocen el género, las étnias, la población con discapacidad y los diferentes grupos poblacionales, reivindicamos los derechos de la madre tierra y la vida de los animales, integramos los medios alternativos desde los territorios y sus reivindicaciones: somos una fuerza informativa con impactos comunicacionales constantes y de alta audiencia con una Declaración de Valores común.

Hemos logrado ponernos de acuerdo en una verdad reconocida internacionalmente: la diferenciación positiva de los medios comunitarios alternativos como constructores de las transformaciones sociales, políticas, económicas y culturales que requiere Colombia, iniciando por Bogotá; desde una visión independiente de la administración, de los medios comerciales y de los poderes políticos, económicos y seculares.

De un lado, es claro que las oficinas de prensa del sector público realizan una comunicación corporativa, no periodística, para difundir los proyectos propios de los gobiernos nacional, distrital y de las localidades. De otro lado los medios comerciales tienen por esencia el lucro y están integrados verticalmente con corporaciones económicas conformando un monopolio, los medios comunitarios y alternativos le damos y somos voz de la población, de la comunidad en una perspectiva de derechos.

Pensar en la independencia práctica, en la unidad organizativa y tomar decisiones han causado un fuerte golpe a quienes pensaban que los medios comunitarios y alternativos eran apéndices de las oficinas de la administración; incluso consideran la autonomía como contraposición o palos a la rueda, a ultranza; ellos se equivocan porque nunca han estado al lado de los medios comunitarios y ven la función pública como dictadura. Olvidan que solo son mandatarios de un poder ciudadano otorgado en forma temporal por la gente. Y que es la misma gente la que los mantiene en el poder o los revoca.
Hemos definido la independencia como un camino para la construcción de la democracia y de la paz, por ello apoyamos y ahora somos partícipes de la construcción de los acuerdos del proceso de paz en los aspectos de la democratización de la información en la Ley estatutaria para la participación y la protesta social.


Dentro de los medios impresos tienen relevancia el Informativo de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia CUT de la Directiva Bogotá y Cundinamarca, el Periódico Desde Abajo, el Periódico Amigos de los Animales, la Revista LGBT, Notas de Acción, El Periódico del Sector H y otros todos con una publicación de alto cubrimiento.


Por: Rodrigo H. Acosta B.: Presidente de la Central de Comunicación Comunitaria y Alternativa.