Sidebar

15
Jue, Nov

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Salud un Derecho fundamental atraviesa una crisis profunda, financiera y humanitaria gracias la corrupción y la desviación de fondos hacia el capital privado. Situación que se agrava pues en el Congreso elegido por los colombianos no existe voluntad política mucho menos ética de hacer una reforma estructural al sistema de salud.

La salud se financia fundamentalmente por las cotizaciones de trabajadores y empleadores que hacen parte del régimen contributivo. Otros ingresos de loterías, impuesto a la cerveza, el tabaco y recursos del sistema general de participaciones. Por disposición de la Ley 100 de 1993 los subsidios de la oferta es decir con los que se pagaba la salud se transformaron en subsidios a la demanda. Quiere decir que los hospitales públicos deben vender servicios a intermediarios para subsistir en condiciones de inferioridad en el mercado. Las EPS no están obligadas a pagar y a los hospitales se les imponen sanciones porque las EPS no pagan.

Los Gerentes de los Hospitales para sanearlos financieramente trasladan la carga a su trabajadores, funcionarios o servidores públicos, pero la fuente más importante son los contratistas por OPS de lo que se concluye que LA LEY 100 de 1993 CONDENO A LOS TRABAJADORES DE LA SALUD A FINANCIAR LA SALUD CON SU MISERIA, UNA NUEVA FORMA DE ESCLAVITUD.

Por su naturaleza, gran parte de los recursos de la salud se deben invertir en servicios personales, (la nómina, los salarios de los empleados). En su totalidad es prestado por personal calificado al igual que la educación pública. A diferencia de estos servidores, la nómina de los maestros la paga el estado directamente; mientras que el sector salud tiene que mendigar por sus salarios a las EPS privadas. Esto en el caso de los funcionarios con vinculación legal o reglamentaria (empleados públicos), o vinculados mediante contrato de trabajo (trabajadores oficiales) que apenas llega al 30%, de quienes laboran en el sector.

El otro 70% de los trabajadores de la salud son contratistas por OPS a ellos les pagan un salario inferior, no tienen ningún derecho laboral, el estado le niega todas prestaciones legales. Están sometidos a todo tipo de atropello, acosos. A los contratistas por OPS no se les respeta los derechos humanos. Cualquier contradicción u observación a algún superior inmediato que generalmente es otro contratista. Les terminan el contrato y empieza el viacrucis para que le paguen. Están sujetos al capricho de los mandos medios…. En salud, llegan al extremo de exigirles ropa de labor, uniformes; a pesar que la institución no los provee ni siquiera a sus funcionarios.

Inversión, la salud por sus características requiere una importante inversión de recursos en Infraestructura, Edificios e instalaciones de las entidades estatales del sector salud son antiguas y requieren modernización o construir una nuevas con las normas técnicas actuales (Sismo resistentes, etc.) Pretende el gobierno entregar la construcciones hospitales mediante Alianzas público privadas, es decir la privatización de la salud con recursos públicos. El patrimonio de los colombianos se distribuye como en venta de garaje.

La inversión en investigación en salud es cada vez más escasa, y la atención primaria en salud, la prevención no está incluida en la ley 100 de 1993. el afán de lucro de las EPS privadas no permite estas prácticas pues no producen rendimientos financieros. Los programas de prevención de enfermedades se limitan a la vacunación pues es este un importante renglón, las vacunas se compran y se venden. Colombia no produce vacunas, las importamos. Igualmente nuestra industria farmacéutica no hace investigación solamente envasa y empaca medicamentos importados aquí no se producen medicamentos.

En tecnologías modernas o de punta el sector público entrego las fuentes más rentables a negocio privado; la imagenología diagnostica, medicina nuclear. La cirugía de cuarto y quinto nivel, trasplantología, son especialidades exclusivas de la empresa privada por tanto el estado colombiano ni siquiera tiene hospitales universitarios para desarrollar su ciencia y su tecnología es lamentable que Bogotá D.C. con una cuarta parte de la población de Colombia solo tenga una facultad de Medicina, Enfermería, Odontología, Nutrición, terapias de carácter público. ¿Dónde pretende desarrollar investigación científica y tecnológica?

Los hospitales públicos ahora mal llamados subredes de servicios pues son el modelo de cómo acabar con el patrimonio público, producto de la improvisación de la administración Peñalosa para poderlos feriar a precio de huevo, no se implementos un software para facturar y cobrar entonces se queda sin facturar el 40% de las facturas y debido a la lentitud del software existente solamente el 25% de las facturas llega a ser cobrada.

El congreso de la República no se renovó sino en un 20% por tanto las cosas no van a cambiar: la reforma de la salud solamente fue una especulación de campaña.

Por: Pedro Yepes
Fiscal Cut Bogotá Cundinamarca