Sidebar

16
Jue, Ago

Noticias
Typography

La Central Unitaria de Trabajadores continúa en su lucha por la formalización laboral

Bogotá, 24 de julio de 2017.

Tras la sanción por parte del Ministerio del Trabajo al Grupo Prisa (Caracol Primera Cadena Radial y GLR Colombia Ltda.) y a la intermediaria Serdan SA. por $1.475.434.000 cada una por tercerización laboral, queda demostrado que la tercerización en Colombia es una de las prácticas más recurrentes por muchas empresas en el país que violan los derechos laborales de los trabajadores.

La respuesta del Mintrabajo a la querella presentada por la CUT el 19 de noviembre de 2015, en respaldo al sindicato SINPRISA filial de la Central, se constituye en un gran logro de los trabajadores porque a través de las instancias jurídicas hoy se sanciona a una de las empresas más importantes del país por estar incurriendo en tercerización laboral.

La CUT reclama que se revisen todas las denuncias que en tal sentido han puesto los sindicatos y los trabajadores, pues este es solo uno caso de los millones de trabajadores que se ven afectados por esta práctica recurrente y masiva a la que acuden los empleadores para abaratar la mano de obra de manera ilegal, obligando bajo la cohersión o el engaño a que los trabajadores firmen contratos de trabajo totalmente desventajosos burlando las garantías salariales, prestacionales y de estabilidad laboral.

“La CUT rechaza la política de las empresas que se enriquecen a costa de los derechos fundamentales de sus trabajadores, celebra esta sanción ejemplar y exige a las empresas que formalicen a todos los trabajadores que realizan labores misionales y permanentes”, aseguró Luis Alejandro Pedraza, presidente de la CUT.

En esta investigación el Ministerio encontró que los cargos subcontratados (asesor de publicidad, técnico, transmisorista, entre otros) por Serdán se relacionan directamente con las actividades de Caracol. Por ejemplo, del cargo de “transmisorista” Caracol tenía 24 trabajadores directos y por medio de Serdán 68 (71%), se evidenció que son cargos permanentes y no transitorios y que se hacía un pago menor a los trabajadores tercerizados que a los directos, entre otros.