Sidebar

23
Mié, Ene

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El 10 de Diciembre de 1948 se aprueba por parte de Organización de Naciones Unidas (ONU) la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero solo en 1950, se adopta por parte de la asamblea la resolución 423 de la ONU, la cual ratificando que ese día los Estados miembros y organizaciones interesadas sobre el tema hagan una reflexión y un reconocimiento a los defensores de derechos humanos y a los dos pactos internacionales sobre:  “Derechos Económicos, sociales y culturales” y  “Derechos civiles y políticos”.

La CUT Bogotá Cundinamarca se vinculó a través de la convocatoria para ese día al conversatorio “Realidades de los DDHH en Colombia” realizado en el auditorio de la ADE Norte, el cual tuvo como conferencistas a Angélica Chaparro del Colectivo de Abogados José Albear Restrepo CAJAR, Ana María Amado de la Escuela Nacional Sindical  ENS, Jaqueline Rodríguez en representación de FECODE y Olimpo Cárdenas del congreso de los pueblos. Este evento permitió visibilizar la problemática que se vive  en Colombia frente a los DDHH y de la cual no es ajena los trabajadores y la sociedad en su conjunto.

Según datos oficiales de la defensoría del pueblo se han asesinado 123 líderes sociales en el transcurso del 2018 y 343 líderes sociales en lo transcurrido desde 2016 al 2018,  hecho que reitera la problemática de los defensores de derechos humanos y de los líderes sociales y la imperiosa necesidad que tiene el Estado Colombiano de proteger la vida de aquellos que defienden los derechos de las comunidades, los derechos sindicales y la protección del medio ambiente. Es tal la problemática y agudización de la violencia sistemática que el comité de Derechos Humanos de la ONU en  Mayo de este año, realizó el examen periódico Universal (EPU) para nuestro país y en  dicho informe,  evidencia la necesidad urgente de crear mecanismos de protección para quienes hagan la denuncia y  visibilicen la problemática que existen frente a los derechos humanos y desarrollar políticas frente a la violencia contra la mujer.

Ahora bien,  unas de las preocupaciones del movimiento social en general, es la falta de implementación de los acuerdo de paz  ya que ha hoy solo 61% han sido implementados quedando un 39% por implementar y afectando a aquellas personas que han impulsado desde los espacios sociales el cumplimiento de los acuerdos y han dejado a los líderes sociales frente a amenazas producto de actores armados al margen de la ley. Es así como, según INDEPAZ en el transcurrido de 2018 los departamentos más afectados por el  asesinato de líderes y defensores de Derechos Humanos son el Cauca y Antioquia con 18 casos,  le sigue el Valle del Cauca con 11, Córdoba con 9 y Nariño con 8.  

Es importante anotar que las organizaciones sociales más afectadas tienen que ver en las zonas rurales como es el caso de los compañeros que están asociados en la Cumbre Agraria: ONIC (17), Marcha Patriótica (16), PCN (3), Congreso de los Pueblos (2) y Ríos Vivos (2)  y la Confederación Comunal de Colombia (16). Por otra parte, cabe anotar que otro de los sectores afectados por la continuas amenazas de sus trabajadores es la Federación Colombiana de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación FECODE quien desde 1978 a  Noviembre de 2018 cuentan con 1094 docentes asesinados quienes han venido gestionando jurídicamente la aplicación de la ley 604 de 2016 necesidad de hacer una reparación colectiva por parte del Estado Colombiano.

Hoy desde la Central Unitaria de Trabajadores  CUT y su regional Bogotá Cundinamarca, se ve con preocupación cómo en estos 100 días del gobierno de Duque se ha venido judicializando y criminalizando la protesta social,  siendo uno de los más afectados el movimiento estudiantil. De ahí la necesidad que se respete la movilización como un espacio de expresión que tiene el pueblo colombiano ante la inconformidad que existe ante las medidas que toma el gobierno frente a la privatización de la educación superior y la ley de financiamiento, nos corresponde como organizaciones sindicales divulgar y difundir la realidad que existe hoy en nuestro país con respecto a los defensores de derechos humanos.


Por: Dory Clemencia Capera Leitón
Deartamento de la Mujer, DDHH y Solidaridad