Sidebar

19
Sáb, Oct

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A lo largo y ancho de la geografía nacional, en cada vereda de Colombia, en cada barrio, hay una escuelita o un colegio y en ella hay una maestra o un maestro, enseñándole a las niñas y niños, a las hijas e hijos de los trabajadores, de los campesinos, de los indígenas, de los vendedores ambulantes, de los policías, de los desempleados, no solo a leer, a sumar y a multiplicar, sino a respetar a sus semejantes, a resolver los conflictos y problemas de manera pacífica y dialogada, a ser buenas ciudadanas y buenos ciudadanos, a ser buenas personas. Nadie podrá jamás decir lo contrario.

Las maestras y maestros son trabajadores que a diario se ganan el sustento con su trabajo honrado, como la gran mayoría de los ciudadanos de nuestro país. No asesinan, ni le quitan la tierrita a nadie, no desplazan ni amenazan a nadie. Por el contrario, rechazan toda forma de violencia venga de donde venga, de esa demencial extrema izquierda o de esa fascista extrema derecha. Las maestras y maestros colombianos rechazan la guerra y por eso respaldan los Acuerdos de Paz firmados por el Estado colombiano y las FARC, porque no quieren más guerra.

Por eso, porque también enseñan con el ejemplo lo que es la dignidad, lo que es defender los derechos propios y los de la comunidad, se han tenido que movilizar de nuevo, marchando por las calles y carreteras de Colombia, de manera pacífica como siempre lo han hecho, a denunciar ante todo el país, ante el mundo entero, las tenebrosas amenazas que contra el magisterio colombiano y contra sus dirigentes sindicales, vienen profiriendo las fuerzas oscuras, amigas de la guerra y del odio, que hoy se enseñorean por todo el territorio nacional asesinando dirigentes sociales, hombres y mujeres, defensores de derechos humanos, defensores de los territorios y del medio ambiente, sindicalistas, líderes indígenas y campesinos.

Amenazas de estas oscuras y siniestras fuerzas cuyo sanguinario lenguaje cargado de odio, en nada se diferencia del que se viene utilizando en el Congreso colombiano por parte del partido de gobierno, el Centro Democrático, empeñado en hacer trizas lo acuerdos de paz y de volver al país al escenario de la guerra ya que la guerra es el escenario que les permite a ellas y a ellos, sus dirigentes y financiadores, seguir expropiando violentamente de sus tierras a los campesinos, seguir sometiendo violentamente la voluntad política de los ciudadanos, y seguir desviando la atención de la ciudadanía frente a los graves casos de corrupción en los que ellas y ellos están involucrados.

La ignorancia nos hace esclavos de los tiranos, dijo el libertador Simón Bolívar, sabia frase que hoy cobra plena vigencia frente a un gobierno fascista, enemigo de la educación pública y enemigo de los maestros. Gobierno empeñado en mantener en la ignorancia a la mayoría de los colombianos. Cada intervención pública de estos dirigentes de la extrema derecha es un insulto a la inteligencia, pero lo hacen y lo siguen haciendo convencidos que el pueblo colombiano es un rebaño de ignorantes que nunca se va dar cuenta de sus mentiras y engaños, que los seguirá eligiendo a ellos y que cada día, el pueblo colombiano va a odiar más y más y quienes están empeñados en lograr la paz, en combatir la corrupción, y en  defender la democracia, porque, según ellos, son castrochavistas y guerrilleros.

Las maestras y maestros colombianos quieren que todas las escuelas y colegios del país sean territorios de paz, quieren que el país entero sea territorio de paz, por eso se seguirán movilizando exigiendo enérgicamente que cesen los asesinatos y las amenazas contra dirigentes sociales, hombres y mujeres, defensores de derechos humanos, defensores de los territorios y del medio ambiente, sindicalistas, líderes indígenas y campesinos y que cese el desplazamiento de las comunidades de campesinos e indígenas.



¡TODOS A RESPALDAR Y A DEFENDER A NUESTRAS
MAESTRAS Y MAESTROS Y A FECODE.
EL FASCISMO NO PASARA!


Por: Néstor Raúl Ramírez Moreno                                                                           
Comité Ejecutivo Central Unitaria de Trabajadores CUT                                                               
Subdirectiva Bogotá-Cundinamarca